La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético celebra en Valencia su IV Encuentro Estatal en el marco de la Semana Europea de la Energía Sostenible

Durante la jornada, que ha tenido lugar el pasado sábado 24 de junio, la Plataforma ha hecho pública su reciente denuncia ante la Comisión Europea por los pagos por capacidad que reciben ciertas centrales de generación eléctrica.

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ha celebrado este fin de semana su IV Encuentro Estatal, una jornada anual planteada como espacio de debate y acuerdo sobre el actual contexto energético en España, propuestas para la transición energética, y líneas de trabajo y funcionamiento interno de la organización.

Este año el encuentro ha estado enmarcado en los actos celebrados con motivo de la Semana Europea de la Energía Sostenible organizada por el Ayuntamiento de Valencia y la plataforma de asociaciones ecologistas Valencia Ecológica, que se ha celebrado por primera vez en la ciudad del Turia desde su creación por la Comisión Europea en el año 2006. Esta iniciativa tiene por finalidad impulsar una cultura energética del ahorro, la eficiencia y las renovables, objetivos todos ellos con los que se alinea la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

Durante la jornada, que en su sesión de tarde ha incluido un acto abierto al público, la Plataforma ha informado a los asistentes de su última denuncia ante la Comisión Europea, interpuesta junto con el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) y el despacho especializado Holtrop. Esta denuncia informa a la Comisión de la existencia de los pagos por capacidad, una serie de mecanismos de pago a las compañías eléctricas en el mercado español que consideran “violan el Derecho de la UE relativo a las ayudas de Estado, son desproporcionados y no obedecen al interés general”. “No hay justificación a que los consumidores tengamos que pagar estos sobrecostes”, señalan desde estas organizaciones.

Los mecanismos de pago denunciados consisten en ayudas de Estado a la producción de energía con el objetivo de garantizar la disponibilidad del suministro. En la denuncia se pone de manifiesto la innecesariedad de estos pagos y que no son de servicio público, dado que en el sistema eléctrico español “existe una sobrecapacidad de potencia instalada y, sobre todo, porque no tenemos constancia de que el Estado español los haya notificado a la Comisión Europea”, indican representantes de la Plataforma.

Las organizaciones denunciantes recuerdan que los Estados miembros están obligados a informar de cualquier ayuda de Estado pues si la Comisión Europea no los aprueba pueden considerarse ilegales, además de ser contrarias a las directivas de la Unión Europea sobre medio ambiente y energía.

La organización también ha informado al público de la situación jurídica de otras denuncias interpuestas con anterioridad, tanto ante la Comisión de Energía en Bruselas por los 3.400 millones de euros en concepto de costes de transición a la competencia – conocidos como  CTC´s – como ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo por el impuesto eléctrico del 7%.